Banner INFO CDMX
Boletín: DCS/051/18/ Publicado por: Dirección de Comunicación Social / Ciudad de México 31 de octubre de 2018
  • La llave del Acceso a la Información Pública abrió documentos importantes del movimiento estudiantil de 1968, manifestó la comisionada ciudadana del INFO, Elsa Bibiana Peralta Hernández durante el panel: Archivos y Memoria “Comisión de la Verdad y Documentos”.
  • La titular del titular del Archivo General de la Nación (AGN), Mercedes de Vega, aseveró que los archivos son un soporte de la memoria y son los testimoniales para comprender la historia.
  • Concluyó el Ciclo de Conversatorios “Transparencia y Memoria a 50 años del 68” organizado por el INFO, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Archivo General de la Nación (AGN)


El derecho a conocer lo sucedido en el movimiento estudiantil de 1968 es de vital importancia, no sólo para quienes vivieron de manera directa o indirecta los acontecimientos, sino para que las nuevas generaciones conozcan la verdad histórica que se dio para abrir la democracia en el país, afirmó la comisionada ciudadana del INFO, Elsa Bibiana Peralta Hernández.

Dada la importancia de contar y acceder a documentos históricos, se realizó el tercer panel: Archivos y Memoria “Comisión de la Verdad y Documentos”, con el cual concluyó el Ciclo de Conversatorios “Transparencia y Memoria a 50 años del 68”, organizado por el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFO), la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Archivo General de la Nación (AGN).

En su calidad de moderadora, Peralta Hernández recordó que hace 25 años la Comisión de la Verdad del Movimiento Estudiantil del 68 -integrada por ex líderes- se expresó por la importancia de tener los archivos secretos oficiales y hacerlos públicos a la sociedad.

Esa comisión pidió que se dieran a conocer las versiones "contradictorias" para de esta manera deslindar responsabilidades y saber con exactitud el número de muertos y heridos que hubo la tarde de ese 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, así como conocer los procesos penales que se dieron en contra de los líderes del movimiento, abundó.

Peralta Hernández aclaró que la petición no tuvo eco porque el marco constitucional no lo contemplaba. Debieron pasar años para que ahora las nuevas leyes generales como el Acceso a la Información Pública y la de Archivos permitieran tener la posibilidad de abrir esta memoria histórica.

Fue entonces que "la llave del Acceso a la Información Pública" accionada por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenó hacer abrir la colección del proyecto "M68: Ciudadanías en Movimiento", impulsada por el AGN, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a través del Centro Universitario Tlatelolco, donde hay archivos y documentos de interés para la sociedad, incluso, anteponiendo la Protección de los Datos Personales contenidos ahí, dijo.

Hecha esta referencia, Peralta Hernández estableció que mucho se ha cuestionado la utilidad del Derecho de Acceso a la Información Pública y no se debe caer en el error de pensar que no sirve. Si en algunas ocasiones no se obtiene lo requerido, depende de quienes "no quieren que accedamos a la información".

Parte de los análisis de estos conversatorios, puntualizó, versaron porqué a tantos años de lo ocurrido en este movimiento, aún no se tiene más información; sin embargo, no se puede decir que este derecho no sirve “jamás será insuficiente tener estos órganos autónomos y de derechos humanos”, puntualizó.

En el evento realizado en el Patio Central del Instituto, Alberto Pulido Aranda, titular de Prensa y Propaganda del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM), expuso que se han abierto muchos expedientes de los ocurrido en 1968, incluso, primero en el extranjero y luego en México pero “poco se sabe de la verdad”.

Opinó que uno de los mejores testimoniales que se puedan dar a conocer públicamente sería la filmación realizada la tarde del 2 de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, la cual puede estar en posesión de las autoridades gubernamentales.

En tanto, Carlos Dorantes, de Article 19, oficial del Programa de Derechos a la Información, estableció que si bien la Transparencia, el Acceso a la Información Pública y los Archivos no se han traducido en el derecho a saber, si han permitido conocer una versión de los hechos ocurridos y cómo los documentó el Estado.

Si bien los archivos no contienen toda la verdad, tienen parte de ella y es una responsabilidad de la sociedad pedirlas, así como de las instituciones públicas proporcionarlas para que "el Acceso a la Información Pública se vea traducido en el derecho a la verdad", indicó.

En su oportunidad, Adriana Patricia Corona Vargas, ex integrante del Consejo Nacional de Huelga (CNH) del Movimiento del 68, hizo una remembranza de los trabajos de las brigadas y reconoció aunque se han abierto muchos expedientes de esa época, aún se desconoce el número de personas muertas en la Plaza de las Tres Culturas, cuántas fueron desaparecidas y quiénes se infiltraron en el movimiento para desestabilizarlo.

Quien fuera integrante del CNH pidió no olvidar lo ocurrido en el año de 1968 en contra de los estudiantes que culminó en una masacre artera. "No queremos letras en oro, sino queremos la verdad".

En representación de la Cuarta Visitaduría General de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Karime Suri Salvatierra consideró que el pasado se hace intangible, por ello es necesario generar “memoria y memoriales” para llegar a la verdad.

Suri Salvatierra reiteró que se debe tener conciencia del pasado para evitar que los errores se repitan; los archivos serán de gran importancia, enriquecedores para que se dé una investigación profunda de los hechos del movimiento estudiantil de 1968, “tomar el camino de la verdad y llegar a la reconciliación”.

Mercedes de Vega, titular del Archivo General de la Nación (AGN), dijo “los archivos son un soporte de la memoria”, por ello, es importante contar con los documentos y testimoniales para tener una comprensión de la historia.

Aclaró que con la resolución del INAI de hacer pública la colección del proyecto "M68: Ciudadanías en Movimiento", se facilita el acceso a los documentos y la información contenida en ellos, sin embargo, ahora faltará darle una adecuada interpretación y construir la verdad.

La directora general del AGN explicó que el mandato del INAI de abrir los archivos fue una ponderación del Acceso a la Información Pública, el bien público e interés de la sociedad en su derecho a saber la verdad, por encima de la Protección de los Datos Personales que puedan contener esos documentos.

Mercedes de la Vega informó que uno de los trabajos del AGN fue lanzar la plataforma “M68 Ciudadanías en Movimiento”, en la cual se digitalizaran 25 mil imágenes que estarán expuestas a la sociedad.

En el evento, Alberto Pulido Aranda del STUNAM entregó a la comisionada ciudadana del INFO, Elsa Bibiana Peralta Hernández, y la directora general del AGN, Mercedes de Vega, dos medallas conmemorativas del movimiento estudiantil de 1968.

Posteriormente, Elsa Bibiana Peralta Hernández junto con los participantes y asistentes al último panel visitaron la ofrenda por el Día de Muertos, colocada por personal de la Dirección de Administración y Finanzas con la colaboración de trabajadores del INFO, la cual tuvo este año como tema concerniente el movimiento estudiantil de 1968.

De esta manera, concluyó el Ciclo de Conversatorios “Transparencia y Memoria a 50 años del 68” donde a lo largo de tres semanas participaron en total 15 personalidades desde: líderes o dirigentes del movimiento estudiantil de 1968, funcionarios de la ONU y del Gobierno Federal, académicos, defensores de los Derechos Humanos, periodistas e historiadores.