Boletín: DCS/153/19/ Publicado por: Dirección de Comunicación Social / Ciudad de México 26 de Agosto de 2019
  • La Comisionada Ciudadana del INFO moderó la cuarta mesa de diálogo Espacios Abiertos, con el tema: “Los Archivos como cimientos para un Estado Abierto”.
  • Las y los especialistas coincidieron en que entre los principales retos que afrontará la implementación de la Ley General de Archivos en CDMX está la falta de recursos, de una cultura archivística y de capacitación de las personas servidoras públicas.


Los archivos son pieza fundamental para el combate a la corrupción ya que, sin ellos, no habría manera de reconstruir la historia ni establecer responsabilidades, afirmó la Comisionada Ciudadana del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFO), María del Carmen Nava Polina, al moderar la cuarta mesa de diálogo Espacios Abiertos, con el tema: “Los Archivos como cimientos para un Estado Abierto”.



Dijo que el objetivo de este espacio es aprovechar la inteligencia colectiva que hay en la materia, a fin de conocer cuál es la situación de los archivos y de los documentos de la Ciudad de México. En esta ocasión tuvo como invitados a la directora general del Archivo Histórico de la Ciudad de México (CDMX), Donají Morales Pérez; Elvia Arzate, coordinadora de Proyectos Controla tu Gobierno; y el director de la Escuela Mexicana de Archivos, Ramón Aguilera Murguía.



La Comisionada, quien coordina la agenda de Estado Abierto, indicó que ante la entrada en vigor de la Ley General de Archivos, la Ciudad de México tiene como principales retos la creación de su propia legislación y la integración del Sistema Local de Archivos que permita cumplir con la máxima apertura institucional y preservar el patrimonio documental, pues “sin información no hay memoria pública”.



Al tomar la palabra, el director de la Escuela Mexicana de Archivos, Ramón Aguilera Murguía dijo que la Ley General de Archivos se distingue de otras leyes internacionales porque nace de una reforma Constitucional que responde a una exigencia ciudadana de transparencia, acceso a la información, rendición de cuentas, combate a la corrupción y de un Estado Abierto. Añadió que sin archivos difícilmente se logrará satisfacer esas demandas pues “toda nuestra vida gira alrededor de los documentos, si algo está mal documentado, todo falla en nuestra vida y así también cuando se traslada a la administración pública”.



Destacó que entre las principales deficiencias que afrontará la armonización de las legislaciones locales está la falta de recursos, de cultura archivística y de capacitación de las personas servidoras públicas; “los archivos siempre han sido olvidados o castigados en las instituciones”.



Aguilera Murguía precisó que se debe hacer evidente la funcionalidad de los archivos, acercarlos a la ciudadanía y valorar la profesión del archivista. Dijo que este tipo de espacios ayudarán al cambio de mentalidad a largo plazo; “tenemos que empezar a fomentarlo, a dignificar la cultura de los archivos porque de otra manera siempre van a estar ocultos y será muy difícil aplicar la Ley General”.



La directora del Archivo Histórico de la CDMX, Donají Morales Pérez resaltó la falta de presupuesto para implementar la administración de archivos; sin embargo, dijo, tener una buena organización de los documentos implica un ahorro de tiempo y dinero. Añadió que la Ley General de Archivos plantea que se puede consultar cualquier documento, pero se requiere de especialización para saber cómo están organizados.



La coordinadora de Proyectos Controla tu Gobierno, Elvia Arzate subrayó que aún falta mucho camino por recorrer para que empiece a funcionar lo que mandata la Ley General, ya que los archivos siempre se han visto de manera peyorativa. “Ese camino se va a dar, pero al interior de los Sujetos Obligados se tiene que trabajar en la coordinación de áreas y en la capacitación de las y los servidores públicos”.



Apuntó que en materia de archivos siempre hemos estado atrás pues la Ley General salió 16 años después que la de transparencia. Aseguró que se ha perdido una gran cantidad de documentos y que los archivos municipales están devastados. “Simplemente no se sabe dónde están los documentos”.



Puntualizó que los archivos son parte del enramaje de los derechos humanos y la capacitación tiene que ser no sólo a los responsables de los archivos sino a todas las personas servidoras públicas porque se deben sensibilizar para que se apropien de la legalidad, de documentar y de ser cumplidos con el objetivo de que otras personas en otras generaciones reconozcan sus acciones.